Entradas

Mostrando entradas de junio, 2011

DESCARGA LA REVISTA DE JUNIO 2011 da CLICK EN LA IMAGEN

Imagen
Selección poética de Freddy Ayala Plazarte

Por Alberto Hernández Vásquez



En este número de Cultura de VeracruZ, como un homenaje a la obra de Leonora Carrington, el novelista Irving Ramírez da a conocer su relato: “La otra Remedios”, en cuyas líneas se permite reflexionar sobre las expresiones estéticas de una de las más valiosas impulsoras en la pintura mexicana: Leonora Carrington. Resulta sorprendente la lectura del cuento “Campo minado”, de Sandra A. Torres Herrera, autora originaria de Álamo, Ver., 1971. Narradora que ha publicado en periódicos y revistas literarias de Tamaulipas y Veracruz. Fue becaria del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes en 1997. También resultó finalista en el Premio Nacional de Cuento Beatriz Espejo 2003. Es interesante advertir el talento en la escritura de Sandra A. Torres Herrera,

Edgar Aguilar ofrecesus versos de “Agonía del pensamiento”. Sara Ladrón de Guevara analiza el papel fundamental de las enseñanzas a través del Huehuetlahtolli, como herenc…

DESCARGA EN LA PORTADA REVISTA DE MAYO 2011

Imagen
Por Alberto Hernández Vásquez



En el número 64 de la revista Cultura de VeracruZ, se llevaacabo un reconocimiento a Fidencio González Montes, quien nació en Poza Rica, Ver., en 1954. Autor de cuentos y novelas. Radica en la ciudad de México, y el año pasado obtuvo el premio Gran Angular a la mejor lectura juvenil de las Ediciones SM con su novela El ritual de la banda.
A Héctor Medina Varalta le declaró que: “Esta novela-comenta el escritor -está escrito en un lenguaje como lo hablan los chavos y las chavas: cabrón, guey, bato, pendejo, etc. Yo creo que por ese lado no me costó mucho trabajo adaptar ese tono de Priscila, una joven de 16 años. Si el libro lo hubiese escrito en los años 60 me hubiera costado más trabajo porque es una voz femenina; en este caso, como que se rompe esa diferencia entre lo masculino y lo femenino.
Es como una “trampa” porque tal parecería que es el relajo por el relajo mismo. Es decir, es como una forma de sacudir al joven y decirle ‘si continuas por esa ruta…