Reflexiones sobre la lectura

Reflexiones sobre la lectura
Por Alberto Hernández Vásquez
DESCARGA EN LA PORTADA LA REVISTA:



Cultura de VeracruZ, en el número 72, Marzo / Abril  2012, el crítico literario  Pedro M. Domene, realiza algunas reflexiones sobre “Maupassant, obra breve completa”. Por lo cual destaca “La edición de Páginas de Espuma es monumental, en dos lujosos volúmenes, con más de dos mil setecientas páginas, ciento cincuenta de introducción, clasificada temáticamente por Mauro Armiño, ateniéndose con rigor a los temas más persistentes del autor y en algunos relatos…”
Juan Ventura Sandoval, en su ensayo “Leer o no leer: he ahí un dilema”, lleva  a cabo una profunda investigación acerca del proceso y encantamiento de la función lectora. También revisa a los importantes estudiosos de la lectura, particularmente propone un marco teórico con bastante sustento y fundamento  Se recurre al espacio de “la escuela  el papel del docente es clave pues en su quehacer cotidiano es donde se favorece o no el fomento de la lectura, a través de las distintas recomendaciones y acciones que realiza, o que están ausentes. Por supuesto la eficiencia o fallas de la didáctica van aparejadas a las competencias lingüísticas y a las competencias comunicativas de los docentes.”
Adán Echeverría, en su colaboración “Teoría de dos mundos”, analiza el control del Estado paternalista sobre cualquier tipo de expresiones culturales, y refiere que en la actualidad  “Si los sentimientos de “los Creadores” pudieran medirse, estarían en los extremos. Los más sensibles, los más crueles. Los más humildes, los más vanidosos, mírese a Warhol, como ejemplo. Mírese a Octavio Paz, cuya soberbia inundaba el ambiente que pisaba.”                      
Cristina Davó Rubí participa con su estudio sobre  “Pirandello: mucho que contar”, en el cual se refiere a que: “Con Cuentos para un año (2011), la editorial Nórdica Libros nos acerca la obra cuentística completa  del escritor italiano Luigi Pirandello. Divida en tres volúmenes (La vida desnuda, Mundo de papel y Tengo mucho que contarle), recoge los doscientos cuarenta cuentos que Pirandello escribió a lo largo de su vida. Además de la belleza de la edición, destacan el cuidado literario y la calidad de la traducción, a cargo de los expertos Jorge Carrión y Marilena de Chiara, respectivamente. “
Esther Mandujano,  presenta el libro La sal de la vida, de Samuel Pérez y hace una lectura en voz alta de este autor oaxaqueño: “El poeta nace con los sentidos afinados, perfilados, abiertos en canal para ver, oír, oler, tocar, degustar lo que la mayoría de las personas, tal vez por fortuna no pueden”.Edgar Aguilar, reseña “Los motivos del poeta”, y comenta la obra Poemas pendientes de Rodolfo Alonso: “Sus poemas son como los manantiales que de tan libres y espontáneos brotan y afluyen en otros cauces y territorios, cielos espléndidos de un azul luminoso que invitan a la contemplación de todo aquello que bien vale ser mencionado a través del acto poético en una etérea combinación de símbolos:”  
Carlos Roberto Morán, reseña los libros: "Consecuencias", de Penélope Lively,   "Todo lo que tengo lo llevo conmigo", de Herta Müller, y en Historias de un país ganado por la violencia, advierte sobre las aportaciones narrativas donde: “Élmer Mendoza se ha convertido, quizás por decisión propia, quizás por obra de las circunstancias, en el autor por excelencia de la llamada “narcocultura”, ese mundo de violencia, crímenes y corrupción profunda que está sacudiendo a México y que ha venido dando como saldo, provisorio, miles de víctimas.”
Antonio López Ortega, en  “Cachete con cachete” lleva a cabo una entrevista con el fotógrafo venezolano  Vasco Szinetar  que confiesa “Yo publiqué mi primer libro en 1975 y todavía no había regresado a Venezuela. Estando en Polonia conozco al escritor mexicano Raúl Hernández Viveros. Nos volvemos muy amigos y nos reunimos en mi casa todo el tiempo. Creamos una suerte de foro a partir de la obra de Gombrowicz, que nos marcó mucho, al punto de que cuando Raúl vuelve a México funda una revista llamada Cosmos, en homenaje al maestro. Raúl se vincula con la Universidad de Jalapa y se convierte en su director de publicaciones. Me pide entonces un manuscrito de poemas y, al tiempo, me manda el libro impreso con un título terrible: Incestando floraciones tardías”.
Con  motivo del fallecimiento de Antonio Tabucchi,  Armando Ortiz, comenta el descubrimiento de la lectura de   “Tabucchi, Raúl Hernández Viveros y Sergio Pitol.” Raúl Hernández Viveros rinde un breve homenaje a Wislawa Szymborska y Antonio Tabucchi. Cierra este número el “Discurso de recepción” del Premio Nobel de Literatura 1996: Wislawa Szymborska.  En la portada de esta entrega se reproduce una de las primeras caricaturas de Elio Flores, realizada en 1964, y que fue obsequiada entonces al escritor Raúl Hernández Viveros.  

No hay comentarios: