Santa Rosa de mis recuerdos





La Casa de Cultura de Ciudad Mendoza, desde hace algunos años, realiza el foro Santa Rosa de mis recuerdos. En este espacio han participado ciudadanos destacados en el ámbito de la cultura nacional que radican fuera de su lugar de origen, y algunos distinguidos que viven en la región de Orizaba. 
Desde un principio los organizadores propusieron este foro a los ponentes que se fundamentaron en la nostalgia de recuerdos, sucesos o vivencias de su lejana estancia en el pueblo donde nacieron y pasaron sus primeros años de aprendizaje.
El rescate de estas memorias personales, familiares y comunitarias de manera colectiva, convierten cada una de las intervenciones o puntos de vista personales en parte de la memoria histórica y social, que es, ciertamente, uno de los anclajes más sólidos donde se construyeron los cimientos de cada uno de los participantes invitados por la Casa de Cultura de Ciudad Mendoza.
Sócrates escribió que "recordar es vivir", y precisamente nuestras imágenes por el lugar donde nacimos reflejan aquel tiempo vivido entre los años infantiles con el enfrentamiento hacia la adolescencia. Tal afecto de nuestros semejantes hacia el terruño es un cariño de lento cuño que se fragua, principalmente, con la orientación de nuestros maestros y familiares. La lectura de este libro Ciudad Mendoza: Santa Rosa de mis Recuerdos, ofrece diversas perspectivas sentimentales sobre la mitología local, usos, costumbres y tradiciones de un pueblo veracruzano. 
Gabriel García Márquez definió que "La muerte no llega con la vejez, sino con el olvido". Por lo cual, la finalidad de publicar estas intervenciones a través de la escritura es lograr la realización de la impronta que integra la solera de cada vida. Cualquier persona enfrenta su propio y original destino, no obstante cada quien ofrece una perspectiva individual de acuerdo a sus motivaciones y experiencias personales. A veces cuando salimos de ese lugar, que consideramos nuestro, el recuerdo de su paisaje urbano nos cala profundo para enfrentar la armonía del paisaje que se mezcla entre sus calles, conversaciones de sus habitantes o visitantes hasta identificar determinados olores y colores de nuestro terruño.
Este impacto profundo brota del impulso de los orígenes y trasciende aquel orgullo de ser y estar en lo que podemos alcanzar hasta la meta final. Cada visión personal a través de la escritura permite realizar la presentación de aquellas imágenes, que ahora en estas páginas se transforman otra vez en parte de la realidad que nos agobia con sus pretensiones de rescatarlas del olvido. Por lo cual resulta grato invitar a los lectores a penetrar en esta alternativa de la escritura que comunica sentimientos desprendidos por el verdadero amor hacia el pasado, el cual ya es parte de nuestro presente y lleva hacia el conocimiento de la original y trascendental esencia del ser mendocino.
Con estas reflexiones en forma de prólogo apareció el libro Santa Rosa de mis recuerdos, donde colaboraron: Juan Ventura Sandoval, Angélica López Trujillo, Minerva Serrano Sánchez, Godoy Reyes, María Leonora Leal Cisneros, y Wulfrano Alcántara Altamirano. También Carlos Serrano Sánchez, Héctor Osorio E., Tayde Morales Santos, Enrique Huerta, Guillermo Vargas Chávez, Marcelo Ramírez Ramírez, Héctor Cruz Ramírez, Dolores Flores-Silva, René Aguilar Díaz, Raúl Olivares Vionet y Fernando Pérez. 
El diseño de la obra Santa Rosa de mis recuerdos fue realizado por Alberto Hernández Vázquez, y se presentó el 28 de diciembre  en la Escuela Esfuerzo Obrero de Ciudad Mendoza, con motivo de las jornadas didácticas, musicales y literarias, que en esta ocasión se dedicaron en homenaje al recientemente desaparecido Manuel Arias Leal: otro mendocino ilustre. Durante el tercer Festival del Ahuehuete, historia, cultura, sociedad y arte.

No hay comentarios: