http://issuu.com/albertohernandez55/docs/noviembre_diciembre88/1



http://issuu.com/albertohernandez55/docs/febrero2015/1






Cultura de VeracruZ: autores contemporáneos
Por Víctor Manuel Vásquez Gándara

Entre diálogos relativos a las ediciones de cada cual, cita de autores y compartir la euforia de Raúl Hernández Viveros al rescatar de su fabulosa biblioteca al mostrarme fotografías históricas, de sus ancestros y un ejemplar de  “Bakakaj”, de Witold Gombrowicz,  publicada en Polonia en 1957.  Libro que recientemente apareció en Argentina, con la mayoría de sus cuentos traducidos por Sergio Pitol. Carlos Roberto Morán escribió un breve ensayo sobre este acontecimiento editorial. Recibí los números recientes de “Cultura de Veracruz”,   revista literaria emblemática de casi   dos  décadas de existencia.
Constituirse en editor conlleva diferentes retos,  en teoría, sin embargo no todo creador literario, lector de oficio, intelectual reconocido como lo es Raúl Hernández Viveros,  quien tiene la experiencia en el campo de las ediciones; porque estuvo al frente de la revista “La Palabra y el Hombre” y en la Dirección Editorial de la Universidad Veracruzana. Por lo cual mantiene un profundo amor y respeto hacia el trabajo de edición de libros y revistas literarias. Plenamente convencido estoy, serán selectos, contados aquellos que se den el tiempo de hojear, ojear y leer las páginas de los ejemplares correspondientes a los bimestres comprendidos de noviembre de 2014 a abril del  2015, con el número 90 de “Cultura de Veracruz”. Después de un retardo en su aparición, las barreras de tiempo y espacio se superan y en la web se visualizan.
Los cuentos, ensayos y poesías forman parte de un contenido disímbolo en donde transitan Guillermo Landa, Mario Calderón, Carlos Roberto Morán, Edgar Aguilar o la presencia de  Witold Gombrowicz, quien advirtió en la presentación de “Ferdydurke”: “Este libro vio la luz del día en Polonia, un año antes de la guerra y para comprender su clima no hay que olvidarse de esta fecha. Yo antes había publicado un volumen de cuentos intitulado “Memorias de un periodo de la maduración”. Witold Gombrowicz  desplegó uno de los problemas existenciales del ser: la inmadurez.
 El placer de leer se asimila al de la admiración por la belleza en cualquiera de sus expresiones: insaciable y al tener y mantener las revistas en mención entre las manos la ansiedad por leerlas al mismo tiempo embarga. ¿Por cuál iniciar? Lo curioso es que posterior a la lectura la insatisfacción persiste. Transcurridos los años, similar a la experiencia de Raúl Hernández Viveros al reencontrarse con libros, imágenes añejas el goce sorprende de nuevo. Este y otros más integran el contenido de las revistas, seleccionados siempre por el editor, promotor de escritores y lectores consagrado a la literatura.
También en  “Cultura de Veracruz” se recuerda la presencia inolvidable de Rubén Bonifaz Nuño, Miguel Capistrán Lagunes, Oscar Liera, Daniel Sada,  Gerardo Cornejo, Herminio Martínez, José Luis Melgarejo Vivanco y José García Payón. Pueden leerse cuentos de Mario Calderón, David Aburto Perdomo, Edmundo López Bonilla,  relatos de Herminio Martínez, una farsa trágica de Edgar Aguilar, y su entrevista a Raúl Hernández Viveros, quien reconoció:
“Sergio Pitol fue uno de mis maestros que me planteó la aventura de los viajes a Europa, y me aproximó al conocimiento de autores universales”…”Con Sergio y otros seguidores construimos un culto a Gombrowicz. Sergio me dio la dirección de Rita Labrosse. Llegué a Milán, acompañado de Alberto Guaraldo, donde vivía la viuda. La entrevisté con la intención de encontrar algún material inédito de Gombrowicz. Todavía conservo los libros que me regaló: “Bacacaj”  edición de 1957, y el libro que publicó Hermes dedicado al maestro polaco. Rita mencionó la novela que Gombrowicz nunca llegó a terminar, en la que el protagonista era una mosca. Todo esto lo recuerdo como parte de un sueño inolvidable que definió mi amor por la literatura”.
La labor editorial de “Cultura de Veracruz” se consagra este año con la aparición de la antología “Narradores de Veracruz y México”, bajo el sello del Instituto Veracruzano de Cultura. Con lo cual se confirma la trascendencia  de esta publicación literaria que abre sus páginas a los escritores de México,  América Latina y España.

No hay comentarios: