DESCARGA EN LA PORTADA REVISTA DE MAYO 2011






Por Alberto Hernández Vásquez





En el número 64 de la revista Cultura de VeracruZ, se lleva a cabo un reconocimiento a Fidencio González Montes, quien nació en Poza Rica, Ver., en 1954. Autor de cuentos y novelas. Radica en la ciudad de México, y el año pasado obtuvo el premio Gran Angular a la mejor lectura juvenil de las Ediciones SM con su novela El ritual de la banda.


A Héctor Medina Varalta le declaró que: “Esta novela-comenta el escritor -está escrito en un lenguaje como lo hablan los chavos y las chavas: cabrón, guey, bato, pendejo, etc. Yo creo que por ese lado no me costó mucho trabajo adaptar ese tono de Priscila, una joven de 16 años. Si el libro lo hubiese escrito en los años 60 me hubiera costado más trabajo porque es una voz femenina; en este caso, como que se rompe esa diferencia entre lo masculino y lo femenino.


Es como una “trampa” porque tal parecería que es el relajo por el relajo mismo. Es decir, es como una forma de sacudir al joven y decirle ‘si continuas por esa ruta, puedes caer.’ La novela tiene un trasfondo de grupos de rock, desde Botellita de jerez hasta Café Tacuba, Julieta Venegas, Eli Guerra. Es un libro escrito para los chavos de secundaria, de preparatoria y de universidad”.


También se incluye el primer capítulo de su novela El ritual de la banda, y una breve entrevista, en donde Fidencio González Montes reflexiona sobre su trabajo literario y acerca de la literatura veracruzana expresa que: “Quisiera tener la erudición de Alfredo Pavón o Mario Muñoz para hablar con profundidad sobre este particular. Sin embargo, me atrevo a mencionar mis ases de siempre, como Sergio Pitol, Juan Vicente Melo, Luis Arturo Ramos, y Raúl Hernández Viveros. También destaca a la maestra Beatriz Espejo, originaria del puerto de Veracruz, que sigue vigente, y Marco Tulio Aguilera Garramuño ha escrito lo mejor de su obra narrativa en Xalapa. De tal manera que la literatura veracruzana, aun en contra de las deficientes políticas culturales, sigue viva”.


Abre esta entrega de Cultura de VeracruZ, el comentario de Sara Ladrón de Guevara, “El Sol-Dios y Cristo”, sobre la investigación realizada por Guy Stresser-Péan: El Sol-Dios y Cristo. La cristianización de los indios de México vista desde la Sierra de Puebla. Después de revisar esta magnífica obra, no puedo dejar de concluir con un comentario acerca de nuestro académico quehacer cotidiano: ¡Qué distinta es la idea acerca de construir el conocimiento humanista en alguien como Stresser-Péan de la burocracia académica que nos consume actualmente en las Instituciones de Educación Superior!”, señala, acertadamente, Sara Ladrón de Guevara.


Irving Ramírez, incluye una selección de sus poemas. Desde Argentina se da a conocer el talento narrativo de José Gabriel Ceballos, con su impecable relato “Perfume fatal”. El escritor xalapeño Jesús Miguel Montes Domínguez, colabora con sus textos infantiles “Un niño, la luna y el chocolate”, “Regalo de navidad”, y sonetos. Adán Echeverría, participa con su relato: “Los manifiestos de manifestarse”.


Juan Ventura Sandoval, reflexiona sobre la situación existencial de “Señoras de las cuatro décadas…” Carlos Roberto Morán, rinde pleitesía a la extraordinaria narradora canadiense Alice Munro, de quien acaba de ser traducido su libro Demasiada felicidad. Armando Ortiz, describe la nostalgia de vivir en “Xalapa, la de las jacarandas en flor”. Raúl Hernández Viveros, reseña el libro El espejo de Beatriz, que recoge una muestra narrativa, en cuyas páginas destacan los cuentos de Fidencio González Montes y Juan Pablo Rojas Texon.


El narrador veracruzano Gabriel Fuster, colabora con su artículo “Mambrú se fue a Al-qaeda”. Samuel Pérez García, cuestiona la violencia y el vacío de poder en las líneas de: “¿Eres Javier Sicilia o un pedazo de corcho? Cierra este número la información sobre las protestas de la sociedad civil española, en la página de “Colorín colorado, este cuento se acabó”.













































Comentarios

Entradas populares de este blog

La autonomía cultural

REVISTA 102

No.20 ESCRITORES DEL PUERTO DE VERACRUZ